DATOS IMPORTANTES SOBRE EL MEDIO AMBIENTE:

· Para fabricar una computadora la industria gasta o consume de 16 a 19 toneladas de recursos naturales y 30.000 litros de agua, sin mensionar lo que devuelve contaminado al medioambiente.

· Se estima que la humanidad ha conocido y registrado la existencia de más de 1.500.000 (un millón y medio) de especies, distribuidas en seis "Reinos": Virus, Protista, Monera, Hongos, Plantas y Animales. Actualmente existirían además otras 28 a 29 millones de especies sin clasificar, de las cuales desaparecerían aproximadamente 27.000 especies por año, es decir, 74 por día o 3 especies por hora.

· A pesar de la abundancia de agua que cubre el planeta (71 % del globo), el 97,3 % es de origen marino por lo que el hombre solo puede aprovechar para usos domésticos, agrícolas o industriales mediante costosos procesos de desalinización. Del 2,7 % restante, el 2,08 % está atrapado en casquetes polares y glaciares, por lo que solo el 0,62 % es agua dulce en estado líquido, de la cual el 0,6 % es subterránea y únicamente el 0,0022 % restante está fácilmente accesible para el consumo humano en lagos, ríos, lagunas, etc. En proporción, es como si de un litro de agua, pudiéramos disponer solo de una gota.

· La utilización de agua dulce para uso agro-industrial se multiplicó 6 veces durante el pasado siglo XX, dos veces más rápido que el aumento de la población mundial. El 80 % de agua que utiliza la industria, vuelve al medioambiente contaminada.

· Un Coihue adulto proporciona oxigeno para diez personas al día. Un automóvil consume en una hora el mismo oxígeno que 800 personas en un día.

· Si pensáramos el planeta desde el punto de vista de los bosques, veríamos que los árboles representan una antigua población nativa, ante la que el ser humano ha desatado una campaña de exterminio que se va intensificando día a día.

· En todo el mundo, mas de doscientas millones de hectáreas de bosques naturales se han convertido en plantaciones forestales, y no en menor proporción los suelos agrícolas se han convertido en ciudades.

· El 99 % de la biodiversidad de los bosques no está compuesta por árboles.

· El espesor de la capa de hielo en el océano Ártico se redujo en un 42 % durante las últimas 4 décadas, mientras que la superficie helada se retrajo en un 6 %. Ambos fenómenos redujeron a la mitad su masa de hielo.

· En Chile se encuentra el último remanente de bosque costero intacto, uno de los ecosistemas más diversos de las Américas, dicho bosque templado está refugiado de los glaciares por la cordillera de la costa, siendo parte de lo que una vez fue el extenso bosque de Valdivia. La cordillera de la costa cuenta con ecosistemas que han crecido con mínima intervención humana durante milenios y constituye un patrimonio natural y cultural único. Es un área reconocida como uno de los 25 ecosistemas mundiales que concentran elementos únicos en el planeta.

· Ya lo dijo alguien una vez: necesitamos crear una cultura donde la violencia, las armas, la pobreza, la devastación ecológica y ambiental, puedan ser identificadas como las más graves epidemias de nuestro tiempo.

· La SIEMBRA COLECTIVA busca ser una acción concreta que permita ir zanjando la total dependencia de la población urbana al sistema económico y cultural impuesto, fomentando la creación de huertos familiares en el interior de las ciudades, que aprovechen y optimicen el uso de patios y jardines, incentivando a su vez en la comunidad la existencia de huertos comunitarios, que aprovechen los espacios públicos y los lugares comunes.

· En ese sentido, y habiendo el hombre y la mujer comprendido lo innecesario de vivir de forma centralizada y autodestructiva, habrá procesos e industrias que desaparecerán pues ya no se requerirá de ellos, y su desaparición no significará colapso económico ni cultural, sino que traerá prosperidad espiritual y mayor comprensión del papel del hombre y la mujer en la cadena de la vida, tanto sobre la tierra como en el cosmos.

· Las fronteras entre países hermanos, las diferencias religiosas, políticas o sociales tenderían a desaparecer junto a las industrias, porque el proceso que fija tanto las personalidades individuales como las fronteras se funda en el grado de identificación que logra uno con el contexto cultural. Dicho proceso de identificación se ve marcado por hitos determinantes: la identificación del bebe con el vientre de su madre y la cercanía de su padre, luego su identificación con el pecho que lo amamanta y el primer contacto visual con su entorno y las habitaciones en que crece, luego con sus parientes y sus amigos y amigas, sus compañeros y su pueblo... en fin, su proceso de identificación debería tener una curva ascendente y llegar a identificarlo con cada átomo de su ser y con el mismo Universo, pero se detiene en un punto crítico. Es tan absorbente el modelo de vida que se propuso con la industrialización, que la identificación se parcela y se hace reducida, generando prejuicios interraciales, políticos y religiosos, que dividen al mundo y a las personas en credos, partidos y clases, entre otras muchas divisiones.

· Por otro lado, la vuelta del hombre y la mujer al trabajo directo sobre la tierra, les devolverá el espacio de introspección perdido en la agitada vida de ciudad, y si bien en un principio no se podrá disponer de mucho tiempo, este aumentará a medida que se comprenda y se asuma que los huertos familiares pueden aportar suficiente alimento. Los miembros de las familias dispondrán de más tiempo para ellos mismos, para trabajar la tierra y para la propia familia. Los hijos e hijas crecerán en directa relación al quehacer de sus padres, y podrán aprender desde pequeños los conocimientos que aplicarán durante toda su vida. Muy distinto del sistema educativo actual, que mantiene a los niños y jóvenes atrapados lejos de las familias, preparándose para una futura vida de profesionales, que los aleja ya desde el principio de su núcleo familiar, y que los expone a todos los vicios y males que ya conocemos.

· En un comienzo, los huertos que se realicen en espacios públicos y lugares comunes tendrán que ser cuidados con mayor énfasis, habrá que cercarlos y protegerlos de los animales, y en especial de los ladrones y de todos aquellos que se opongan a los huertos comunitarios por razones estéticas o de cualquier otra índole. Esto, por lo menos mientras comprendan que tienen a su alcance la posibilidad de tener sus propios huertos y en sus propias comunidades.

· Las frutas no son producidas por los árboles y las plantas para nuestro beneficio ni nuestra alimentación, que las utilicemos y que nos sirvan es producto de que nosotros y nuestros organismos nos hemos adaptado a ellas: la fruta es el regalo que le hace el árbol a su semilla, es una cápsula de nutrientes que una vez caída del árbol se pudre y alimenta al retoño, al nuevo árbol. La fruta más sabrosa y más jugosa es la que al pudrirse se transformará en el mejor abono, una cápsula de nutrientes especializada que contiene muchísima información y muchísima energía, ese es el regalo de vida que da el árbol a su semilla. Sembrar dicha fruta sabrosa y no comérsela, es permitir el crecimiento de un árbol mucho más poderoso y lleno de una energía por mucho muy distinta a la de un árbol de semilla desnuda.

· El fruto de un árbol de semilla desnuda no contiene la misma energía que la fruta de un árbol crecido a partir de un fruto. Y esto de la energía es fundamental, ya que no se trata de energía motriz o de aquella energía que se utiliza en el metabolismo o la movilidad de los cuerpos, sino de aquella energía espiritual que permitirá acrecentar la conciencia individual y planetaria.

- Antu kai Mawen -