PAZCIENCIA

La PAZCIENCIA es la capacidad de observar los hechos cotidianos atentamente para tomar las decisiones correctas, en el momento indicado, teniendo plena conciencia de una voluntad superior y universal, que a partir de nuestro propio quehacer se hace presente y constante.

Nace a partir de un sentimiento que crece en el corazón de Charles, que de tanto fortalecerse en su pecho brota y sale y se dispersa entre la gente. Desde que abandona la vía armada (MIR y FER) a comienzos de los 70, toda su vida comienza a tornarse pacífica y calma, se acrecienta su sentir cristiano, a la vez que hace suyo el evangelio de Cristo, y sin ser evangélico, ni católico, ni de ningún otro tipo de religión, comienza a vivir su fe como nunca antes. Más aun, amplía su cosmovisión y reconoce la presencia de Madre y Padre, Dios y Diosa.
Al formar Sol y Lluvia junto a su hermano, muchas son las personas que les piden que dejen de tocar, pero la convicción de Charles y su fe irrestricta en la palabra de Cristo, le dan la fuerza suficiente para cantar y tocar sus instrumentos de paz.
¿Qué pueden hacer ustedes contra la dictadura?
¿Qué pueden lograr ustedes dos, armados de un bombo y una guitarra, contra todo un ejército dispuesto a masacrar al pueblo?
Las personas, la misma familia cuestionaba el actuar de Sol y Lluvia, pues verdaderamente era una locura luchar contra una fuerza destructiva capaz de asesinar y desaparecer a miles de personas.
Ante eso, Charles respondía:
De la muerte tengo un árbol que me da la vida...

Y seguía cantando, y seguía empujando a su hermano a cantar. Esa fe, esa fuerza, ese pulso en la percusión, esa capacidad de salir a cantar durante toques de queda, durante estados de sitio, esa capacidad de confiar ciegamente en el mensaje de Cristo... se funden en el pecho de Charles, y cual crisol que da a luz una nueva estrella, Charles ve brotar de sus labios, de su piel, de su mirada... la PAZCIENCIA.

"Cuando existe un gran peligro que pueda costarnos la vida -comenta Charles, con tono seguro-, nuestro cuerpo reacciona químicamente y nos prepara para actuar, en ese momento nuestra naturaleza se hace cargo de las percepciones y sus interpretaciones. Ese es el punto en que puede dominarnos el miedo, o que podemos aplastar al temor. Si vencemos al temor, uno puede actuar sin miedo y en máxima alerta, entonces, y sólo entonces, nuestra eternidad se nos hace presente y se incrementa nuestro poder y nuestra fe. La Pazciencia permite hacer consciente esa energía, mientras se observa lo que ocurre y se determina el mejor momento para actuar. Sin embargo, es fácil y común que en ese momento la reacción sea de un miedo desmedido y que las personas tomen decisiones apresuradas, sin consistencia ni consciencia. La Pazciencia permite ser continente de gran energía y aun así permanecer sereno y humilde. Observando."
Charles tiene razón, la adrenalina puede ser nuestra mejor herramienta, o nuestra peor enemiga.
Recuerda los duros años en que comenzó a utilizar sus instrumentos musicales y su voz como herramientas de paz, en que tenía que salir a enfrentar a la muerte cara a cara, él solo a veces, con su hermano en otras... "Cuando la adrenalina inunda a una persona y no sabe encausarla en algo productivo, lo enferma y lo deja paralizado, en pánico, el cuerpo se desequilibra, se enferma. Pero, sin embargo, si la usa para reforzar su capacidad creativa... una maravilla -comenta-. Es en los momentos de mayor peligro y exigencia donde realmente se muestra el carácter de una persona, cuando debe enfrentar situaciones que se le vienen encima y tomar decisiones que afectan para siempre el curso de su vida."
"En eso la Pazciencia me ha ayudado bastante, porque me ha permitido ir observando y viviendo con calma las aparentes verdades de esta sociedad, completamente despierto en mí mismo y totalmente empapado de mi padre y mi madre, sabiendo con certeza que cuanto hago son sus voluntades junto a la mía, y sintiéndolos aquí -toca su pecho con ambas manos, y luego muestra alrededor- presentes en mí y viviendo a través mío."
Charles se refiere tanto a su padre y su madre terrenales como así al Padre y la Madre espirituales y universales.

Eso es la PAZCIENCIA, la capacidad de estar despierto y atento a cada jugada del destino y de los acontecimientos, observar cada detalle de las actitudes y los dichos de la gente y del mundo con honestidad, consecuencia y humildad, esperando tranquilo y confiado el momento preciso de actuar, ni antes ni después, ya que en tal caso toda decisión es de vida o muerte. La PAZCIENCIA, como ciencia que es, permite ir descifrando los signos y las palabras, poniendo en práctica el mensaje que Cristo entregara milenios atrás...
esto es, honrar a Padre y Madre por sobre todas la cosas, y amar al prójimo como a ti mismo. Charles percibe un mundo que es desconocido aún para muchos de nosotros, en su interior están reconciliados lo masculino y femenina de sí mismo, de sus ancestros y ancestras... y de su descendencia. Su padre y su madre.
Esa reconciliación interna le permite acceder a una sensibilidad y una fuerza únicas, presentes de igual manera en cada una y uno de nosotros...
Eso le permite hoy en día tener la fuerza suficiente para vencer ya no al temor, hoy al ego y al materialismo, y salir a las calles, alas micros, a las plazas y poblaciones a denunciar este sistema neoliberal y capitalizador que todo lo corrompe y todo lo manipula... hoy también son miles las familia que enfrentan el terror de quedarse sin trabajo, sin casa, sin alimentación, sin educación o sin salud... y Charles les da fuerza con su ejemplo
y su coraje. La PAZCIENCIA le permitió a Charles observar el actuar de sus hermanos, ver cómo manipulaban política y económicamente a Sol y Lluvia, cómo transgredían a diario los mismos principios y valores que decían defender...

Como dijo Cristo: "El Espíritu es como el viento, nadie sabe de dónde viene ni adónde va... pero todos sienten su presencia."

"Uno no debe preocuparse y tratar de determinar el futuro interfiriendo antes de que el tiempo madure. Debemos tratar de fortificar calladamente el cuerpo con comida y bebida y la mente con alegría y con buen ánimo. El destino vendrá cuando quiera y entonces nosotros estaremos listos." -I'Ching-

- Antu kai Mawen -